PATRICIA GÓMEZ VEGA

REJONEADORA

 

Nacida en Guadalajara, Jalisco, en 1984, se presentó en público por primera vez el 30 de mayo del 2001, en Salvatierra, (Guanajuato, México), en compañía de los novilleros: Joselito Adame, Hilda Tenorio y Juanito Chávez, cortándole una oreja al novillo de su debut.          

 

 

Gracias al asesoramiento y apoyo del rejoneador y criador de pura sangre lusitano, Francisco Barona, la rejoneadora emprendió su primera temporada taurina alrededor de la república mexicana presentándose en plazas como; San Luis Potosí, Texcoco, Aguascalientes, San Miguel de Allende, Toluca, Morelia y La Florecita entre otras, sumando quince festejos durante el primer año. Al mismo tiempo, colaboraba en la Escuela Mexicana de Arte Ecuestre Los Azulejos, bajo el consejo y exigencia de jinetes como Manolo Cid y Ricardo Almeida.     

 

Durante el 2002 viajó a Portugal y a España con el deseo de ampliar su conocimiento sobre la fiesta. Ya en Portugal fijó su estancia en la finca de Félix Da Costa, donde gracias a la amistad del ganadero fué asesorada por figuras del rejoneo como Joao Salgueiro.          

 

Vuelve a México el 28 de abril del 2002, para presentarse en la Monumental Plaza de México con novillos de El Vergel, complicado que saltó al callejón en siete ocasiones, con el que logró una gran ovación en su salida al tercio.

 

Un par de meses después vuelve a presentarse en El Coso de Insurgentes, junto a los novilleros Joselito Adame e Hilda Tenorio, bajo un aguacero digno de haber cancelado dicha corrida…. más se toreó bajo una tormenta, la cual impidió tirarse a matar debido al riesgo que conllevaba. Una actuación de mucho mérito.

 

En el mismo 2002 es invitada por Pablo Hermoso de Mendoza a compartir cartel en ferias tan importantes como la de Tlaxcala, Guanajuato, Boca del Rio, Uriangato, Zacatecas, León, Irapuato, Querétaro y Guadalajara, entre otras.

 

El 15 de febrero del 2003, con casi veinte festejos, se presenta en Juriquilla, al lado de Pablo Hermoso, Alejandro Amaya y David Silveti, dando así por terminada su temporada mexicana.

 

Cabe mencionar que caballos muy importantes como Quo-Vadis (Mistral), Petrovich (Tequila), Picasso y Queluz, que pertenecieron a la cuadra de la rejoneadora durante varias temporadas en méxico, todos ellos con el hierro de Sta. María de los Alamares, fueron comprados posteriormente por rejoneadores españoles de la talla de Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza, Rui Fernández o la francesa María Sara.

 

En diciembre del 2003, contrae matrimonio con el rejoneador Martín González Porras, trasladándose a la Hacienda El Carrizal en Tarancón, donde continúa trabajando en conjunto con la nueva cuadra y toreo de algunas corridas y festivales benéficos junto a Martín.  

 

Distintos proyectos siguen envolviendo su pasión por el caballo y el toro, dando así lugar a un Club Hípico de Iniciación a la Equitación dirigido a jinetes noveles que desean aprender y compartir su afición, ya sea dirigida hacia el rejoneo o simplemente al aprendizaje y disfrute del arte ecuestre.